El Real Madrid gana, pero echa de menos a Hazard

Los Blancos (hoy, de verde en señal de apoyo a la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid) se sitúan líderes tras una trabajada y poco brillante victoria ante el antepenúltimo, el Espanyol de Pablo Machín. Los goles de Varane y Benzema (máximo artillero de La Liga, con 11 tantos) decidieron el partido.

No es lo mismo sin Eden Hazard

Rodrygo Goes volvió a ser titular en la banda derecha blanca, haciendo un discreto partido

Como ya pasó en el tramo final del partido ante el Paris Saint-Germain, el Real Madrid tiene dos caras bien diferenciadas en cuánto a su juego de ataque. Mientras que en defensa, la práctica totalidad de los jugadores que utiliza Zinedine Zidane ha dado un paso adelante en cuanto a intensidad y energía, en ataque el equipo no es el mismo sin su mejor pieza.

La lesión del “7” blanco se ha tomado como algo menor cuando, en realidad, es el mayor problema que ha tenido el conjunto blanco esta temporada. El ex del Chelsea empezó a temporada lesionado y cuando estuvo recuperado, lo costó coger la forma.

Desde que el mayor de los Hazard está a tope, el equipo ha dado un salto de calidad enorme. Hacía demasiado tiempo que el conjunto madrileño no tenía un jugador de tal desborde y efectividad. A diferencia de los destellos de Vinicius Jr., de nuevo hoy titular, Hazard no sólo pone en evidencia a sus rivales. Además, saca rédito en cada jugada, marcando (aún poco) y generando mucho juego para quiénes le rodean.

Si el éxito de los dos partidos anteriores fue el unir en el campo a Benzema, Hazard e Isco, relacionándose con Kroos, Modric, Valverde, Casemiro y compañía, la baja por lesión de Hazard y la ausencia de Isco, inédito en el partido de hoy, rompió el esquema de juego que maravilló en Ipurúa y puso contra las cuerdas al PSG hasta la lesión del crack belga.

Varane y una mano de Courtois ponen por delante al líder

Cuando un equipo grande gana sin hacer un buen partido, suele pasar que tanto el portero como los delanteros justifican su sueldo. Courtois sacó una mano milagrosa a remate de cabeza del “Pirata” Granero cuando el partido estaba empatado a 0. Una parada de lo que es el meta belga: un Top-5 mundial.

En cuanto a la portería contraria, Diego López (ovacionado en su presentación en el que un día fue su estadio), jugó uno de los mejores partidos de la temporada, sacando varios mano-a-mano frente a Benzema y Rodrigo. Sin embargo, nadie esperaba que Varane tuviese un acierto enorme en una ocasión que finalizó con la clase de un goleador mediado el primer tiempo.

Benzema y su cita con el gol

El conjunto de Zidane no mejoraría en la segunda parte, en la que eso sí dispuso de cuatro ocasiones de gol claras. Vinicius Jr. se divirtió por primera vez en mucho tiempo, jugando en su banda natural, la izquierda. Pese a todo, no marcó y un enorme pase suyo no pudo se aprovechado por Benzema para marcar el segundo tanto del partido. Minutos antes, el ex del Lyon fallaba un nuevo mano a mano con Diego López, demostrando que hoy no era su día.

Sin embargo, una gran combinación con Fede Valverde acabó con un nuevo tanto del “Gato” galo, el 11º de la temporada. Un gol que dejaba el partido casi sentenciado.

La expulsión de Mendy por dos justas amarillas y el que Casemiro no forzase la tarjeta para llegar limpio al Clásico fueron los puntos de interés de un partido que no pasará a la historia y en el que el Real Madrid supo ganar pese a echar de menos a su gran estrella.

Las notas blancas ante el Espanyol

Courtois (Notable) – Carvajal (Bien), Ramos (Bien), Varane (Notable), Mendy (Suspenso) – Casemiro (Aprobado), Kroos (Aprobado), Valverde (Bien) – Vinicius Jr. (Notable), Rodrygo (Aprobado), Benzema (Bien) – Modric (Aprobado), Militao (Aprobado), Brahim (Sin calificar).

Nota General: Bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *