Los Potros cabalgan a ritmo de Schubert

El Borussia M’Gladbach le endosó la primera derrota de la temporada en la Bundesliga al todopoderoso Bayern Munich de Pep Guardiola, que pierde su primer partido antes del parón invernal por primera vez en las tres temporadas que lleva al frente del conjunto bávaro.

Los Potros se impusieron de forma contundente ante el mejor equipo de Europa, al que le endosaron un 3-0 que acabó arreglando el recuperado Franck Ribery, con un gol en las postrimerías del choque. Más allá de la anécdota del resultado del partido (el Bayern acabará siendo campeón de invierno y, presumiblemente, volverá a alzarse con el título en la Bundesliga), lo realmente noticiable es la enorme metamorfosis vivida en el Borussia-Park.

Histórica segunda vuelta del curso 2014-15

Lucien Favre lideró al Borussia M'Gladbach a la Champions League casi 4 décadas después
Lucien Favre lideró al Borussia M’Gladbach a la Champions League casi 4 décadas después

La temporada pasada, el Borussia M’Gladbach realizó un enorme sprint final del campeonato, logrando meterse en las plazas que daban derecho a disputar la UEFA Champions League 37 años después de su última presencia. Nadie hubiese sospechado por aquel entonces que el equipo de Lucien Favre iba a hacer historia en el arranque de esta temporada.

Por primera vez, los Potros arrancaron la temporada perdiendo los 5 primeros partidos del campeonato y provocando la salida de Favre, al que ni la mala suerte con el grupo de la Champions League en el que el equipo quedó encuadrado (junto a Manchester City, Juventus y Sevilla) ni la plaga de lesiones le ayudó a dar la vuelta la situación. Sólo en las primeras cuatro jornadas del campeonato, el conjunto germano había concedido más goles (11) que en toda la segunda vuelta de la Bundesliga 2014-15 (10). Las bajas de Álvaro Domínguez y Fabian Johnson era un lastre para un equipo que no defendía como meses atrás y tampoco jugaba con confianza en ataque.

Schubert toma el mando

Schubert celebra con Raffael uno de sus goles
Schubert celebra con Raffael uno de sus goles

Llegó André Schubert, un ex futbolista alemán que tras dirigir a la selección U15 alemana, fue contratado el pasado mes de junio para dirigir al segundo equipo de los Potros.

La racha de malos resultados acabó con el nuevo entrenador, cuyo perfil como formador de jóvenes talentos y su pasado como futbolista de ligas inferiores le ayudó a acoplarse a un equipo que, como el mismo reconocía, “estaba hecho”.

10 jornadas más tarde, el Borussia M’Gladbach  ha ganado 8 de sus 10 partidos, se ha metido en la siguiente ronda de la Copa de Alemania, tras eliminar al Schalke 04 a domicilio (0-2) y, aunque no puede clasificarse para los octavos de final de la UEFA Champions League, sí tiene en su mano meterse en la Europa League, con tan sólo hacer en el Etihad Stadium de Manchester el mismo resultad que haga el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán ante la Juventus de Turín.

El año pasado, los Potros protagonizaron una épica remontada tras el parón invernal, basándose en una increíble defensa que les llevó a ser el segundo equipo menos goleado del torneo, tras el Bayern Munich. Esa efectividad en la retaguardia, unida al talento de su línea de ataque les hizo ser un equipo más que respetado, tanto en Alemania, como en Europa. El Sevilla se cruzó en su camino en la Europa League y les logró eliminar en una disputada eliminatoria.

Sin embargo, en el arranque de esta temporada, el equipo parecía haber perdido el norte. Las exigencias tras el juego mostrado el año pasado y el duro calendario europeo no dieron opción a que el equipo tuviese tiempo de reaccionar. Pero el juego estaba ahí.

El nuevo Borussia M’Gladbach

El Borussia M'Gladbach derrotó al Bayern Munich por 3-1
El Borussia M’Gladbach derrotó al Bayern Munich por 3-1

El 23 de septiembre, el Borussia M’Gladbach rompía su mala racha con su nuevo entrenador en el banquillo, derrotando al Augsburgo por 4-2. Tres días más tarde, el equipo lograba su primer partido como visitante ante el Stuttgart (1-3). Las sensaciones volvían a una plantilla que, sin embargo, habían perdido sus dos primeros partidos en la Champions League (3-0 en Sevilla y 1-2 frente al City, en la única derrota con el recién llegado Schubert en el banquillo).

La visita del Wolfsburgo marcó un antes y un después. Los Potros ganaron al campeón de la Supercopa alemana por 2-0. Por primera vez, los de Schubert no encajaban un gol en la Bundesliga.

Con la defensa recuperando su mejor versión, fue el potencial en ataque el que empezó a brillar en los siguientes partidos : 1- frente al Eintracht Franfurt, 3-1  frente al Schalke 04 (al que había eliminado en la Copa) y 1-4 frente al Hertha Berlín.

El Ingolstatd fue el primero en conseguir amarrar un punto ante el enrachado equipo de un Schubert que, sin quitarse méritos, siempre dejó claro el enorme trabajo hecho por Favre.  Tras el parón de selecciones de noviembre, el equipo volvió a jugar en casa, derrotando por la mínima al Hannover 96 (2-1), pero en la visita a Hoffenheim, quizás aún con la decepción tras confirmarse la eliminación en la Champions League (pese a golear al Sevilla por 4-2), el equipo empató a 3.

Llegaba el momento de enfrentarse a la mejor versión del Bayern Munich de la era Guardiola. Con bajas importantes, con algunos jugadores por recuperarse y con la vista puesta en lograr la menos un empate en Manchester, el Borussia M’Gladbach cerró el círculo, goleando a un Bayern Munich al que derrotó con justicia (3-1).

Los Potros están de vuelta y parece que, esta vez, cabalgarán a ritmo de Schubert. ¿ Serán Pellegrini y los Citizens los siguientes ?

Un pensamiento en “Los Potros cabalgan a ritmo de Schubert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *